CEPYME Aragón valora el descenso del paro, pero lanza un mensaje de prudencia

El paro registrado en Aragón en el mes de agosto ha descendido en 3.528 personas respecto al mes de julio, lo que supone una bajada del 5,02%. Así, la cifra total de desempleados en la Comunidad es de 66.736. Por provincias, Teruel ha registrado el mayor descenso con un 5,57% de variación mensual, que se traduce en 312 personas menos; seguida de Zaragoza con una bajada del 4,99%, que supone 2.768 personas menos, y Huesca que ha registrado una caída del 4,86%, que se traduce en 448 personas desempleadas menos.

Estas cifras sitúan a Aragón como la cuarta Comunidad en la que más ha bajado el paro respecto al mes anterior; asimismo, desciende el desempleo en cifras interanuales y respecto al mismo mes de 2020 el paro ha descendido un 13,24%.
El presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita, ha señalado que “los datos son positivos y reflejan tanto la campaña de verano, como la relajación de las restricciones, pues el descenso se ha concentrado en el sector servicios. Nos comenzamos a acercar a cifras anteriores a la pandemia pero hay que ser muy prudentes ya que seguimos en la senda de la recuperación y este descenso tiene mucho que ver con la contratación estacional. Lo importante es mantener ese empleo”.

El tejido empresarial aragonés está formado en un 99,9% por pymes y autónomos que, actualmente, están pasando por una crisis muy grave. Todas ellas están intentando luchar para sostener como pueden el empleo para que cuando todo esto acabe, se sigan manteniendo el mayor número de puestos de trabajo.

“Las pymes de los sectores más afectados por esta pandemia continúan con
dificultades, por lo que es necesario que se sigan tomando medidas para que puedan
superar dicha situación. Es imprescindible saltar de una vez la dicotomía entre sanidad y economía y actuar de manera preventiva para mantener el equilibrio entre ambos aspectos”, ha señalado López de Hita. “No hay que olvidar, además, que a los problemas propios de la situación que estamos viviendo, las empresas están haciendo frente a nuevas cargas y costes como la subida de la luz”, ha concluido.