20.2 C
Zaragoza
sábado, octubre 1, 2022
escucha onlinespot_img

La Guardia Civil detiene a dos personas como presuntas autoras de 14 delitos de robo de catalizadores ocurridos en Zaragoza y la Comunidad Foral de Navarra

El Equipo Territorial de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de Casetas ha llevado a cabo una investigación que se ha saldado con la detención de dos personas como presuntas autoras de 14 delitos de robo de catalizadores y una tercera por delito continuado de receptación.


A raíz de detectarse, durante el mes de abril, un aumento de sustracciones de catalizadores en vehículos estacionados en la vía pública, el Equipo Territorial de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de Casetas dio inicio a la denominada operación Confractus para el total esclarecimiento de los hechos.


En el transcurso de la investigación, los especialistas comprobaron que la sustracción de los catalizadores se realizaba en vehículos de más de 15 años de antigüedad, mediante corte mecánico. Igualmente, se logró la descripción física de los posibles autores, así como las características de dos vehículos que pudieran estar relacionados con estos hechos.


Tras el análisis de las informaciones recibidas en las correspondientes denuncias, los especialistas lograron determinar que ambos vehículos habían sido observados en Utebo, Cuarte de Huerva y La Puebla de Alfindén, localidades donde se habían cometido los ilícitos.

Tras contrastar estos datos con Policía Nacional, Policía Foral de Navarra y Policías Locales, se obtuvieron, igualmente, coincidencias con hechos de similares características ocurridos tanto en la capital aragonesa, como en Estella y Pamplona (Navarra).


Continuando con la investigación, la Guardia Civil logró la identidad de los posibles autores, así como que estos podrían residir en Tauste, comprobando también que, tras sustraer los catalizadores, los enviaban días después a un receptador a través de empresas de paquetería, cambiando en cada uno de ellos tanto los nombres como las franquicias utilizadas, lo que dificultaba la labor policial.


Tras gestiones realizadas con estas empresas, la Guardia Civil logró la identidad del posible receptador, así como que este residía en la provincia de Barcelona y que había recibido en cuatro meses una veintena de envíos realizados por los sospechosos de Tauste, en los que el remitente habría cobrado por adelantado 2.500 euros entre los meses de abril y julio.


Igualmente, se verificó que los investigados solían desplazarse a Barcelona al menos una vez al mes, a fin de cobrar el dinero que les quedaba pendiente, localizando también envíos de dinero al extranjero que sobrepasaban los 4.000 euros.


Tras la identificación del receptor, la Guardia Civil localizó diferentes anuncios en páginas de segunda mano en los que figuraba el investigado, detectando ventas a centros de reciclado de su entorno en los que habría obtenido un beneficio superior a los 20.000 euros en los últimos cuatro meses.


Las investigaciones, llevadas a cabo por los especialistas del Equipo Territorial de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de Casetas, lograron determinar que los sospechosos residentes en Tauste sustraían los catalizadores de vehículos aparcados en la vía pública, habitualmente vehículos de más de 15 años de antigüedad, los cuales posteriormente y mediante empresas de paquetería los enviaban a su receptador en Barcelona quien los almacenaba en un domicilio próximo a la ciudad de Girona durante un corto espacio de tiempo, dándoles salida a través de páginas de segunda mano o centros de reciclaje de su entorno para la obtención de los metales valiosos.


Por estos hechos, el día 1 de agosto fue detenido en Riells y Viabrea (Girona) un varón de 33 años, como presunto autor de un delito continuado de receptación y al que le fueron intervenidos un total de 30 catalizadores y, en días posteriores, dos varones moldavos de 22 y 34 años y vecinos de Tauste, a los que se les imputa como presuntos autores de 14 delitos de robo con fuerza cometidos en Zaragoza y la Comunidad Foral de Navarra.


La investigación sigue abierta para el esclarecimiento de la procedencia del resto de catalizadores, no descartándose la imputación de nuevos delitos de robo de catalizadores.


[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" offset="27" block_template_id="td_block_template_9" f_header_font_family="394" f_header_font_size="eyJhbGwiOiIyMCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTYiLCJwaG9uZSI6IjE2In0=" f_header_font_weight="600" m4f_title_font_family="394" m4f_title_font_size="eyJhbGwiOiIxOCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTQifQ==" m4f_title_font_line_height="1.3" m4f_title_font_weight="500" m6f_title_font_family="394" m4f_ex_font_family="685" m4f_ex_font_size="14"]