11.8 C
Zaragoza
lunes, mayo 20, 2024
escucha onlinespot_img

Los jugadores blanquillos se echan de menos…

Más noticias

La plantilla zaragocista, recluida en sus domicilios añora el trato diario, el roce con los compañeros, con los que se hace vida en la ciudad deportiva. Echa en falta los desayunos y comidas compartidos, los juegos y el entretenimiento coral.

Por ejemplo Guti estima que «lo más complicado es no tener contacto directo con los compañeros”, porque «por una pantalla no es lo mismo”. “Echo mucho de menos estar con ellos, reírme, mantener ese contacto y sobre todo el entrenar, estar pegándole patadas a un balón”, agrega.

Atienza, por su parte, opina lo mismo: “Yo siempre he dicho que valoro mucho poder dedicarme a lo que me dedico y disfruto mucho el día a día, en el vestuario y los entrenamientos, y ahora lo echo mucho de menos. Cuando estás inmerso en la rutina a lo mejor no le das el valor que tiene y ahora, en mi caso, lo echo mucho de menos y estoy deseando volver», confesó el central zaragocista.

Un recién llegado, Burgui, tambén está loco por la música: “Yo estoy deseando volver, volver a entrenar, a jugar, a ver a mis compañeros… pero hay que tener paciencia, calma y todo llegará». 

Y el capitán, Javi Ros… ¿qué opina? Es claro: «Dentro de esta situación debemos sacar apredizajes y mejorar, valorar cada cosa insignificante que nos habíamos acostumbrado a ver como normal, como por ejemplo un abrazo -apunta Ros-. A mí, por ejemplo, me gusta ser cariñoso y transmitirlo, lo estoy echando mucho de menos y estoy deseando ir al vestuario y abrazar a mis compañeros».

spot_img
spot_img

En portada

Sergi Enrich devuelve a la vida al Real Zaragoza para seguir luchando por salvarse (2-2)

El Real Zaragoza se medía al Racing de Ferrol en la jornada 40 de la Liga Hypermotion con el...
spot_img

Más artículos como este

spot_img