35.3 C
Zaragoza
lunes, agosto 8, 2022
escucha onlinespot_img
InicioUncategorizedLuz verde a la modificación de la Ordenanza de Terrazas y Veladores

Luz verde a la modificación de la Ordenanza de Terrazas y Veladores

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado en su sesión de hoy someter a consulta pública la modificación de la Ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores. Su contenido estará disponible, por un plazo de quince días, en la Plataforma del Gobierno Abierto integrada en la sede electrónica municipal.
Algunas de las novedades que incluye esta modificación ya habían sido adelantadas a través de sendas instrucciones del Área de Servicios Públicos y Movilidad, aprobadas a lo largo del año, en las que se fijaban criterios relativos al número de elementos de las licencias (que ahora vienen determinados por la superficie concedida), la instalación de estufas, entoldados y cierres en las terrazas y veladores. Estas indicaciones se incorporan ahora a la nueva Ordenanza que, cumpliendo con los
trámites administrativos previstos, se someterá a consulta pública.
El equipo de gobierno adelantó su implantación (a través de las citadas instrucciones) para agilizar su aplicación de cara a la temporada invernal y eliminar incertidumbres sobre este aspecto en la hostelería. El objetivo final fue incorporar una medida más de apoyo hacia el sector, que está sufriendo de manera muy directa la crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19.

Precisamente, el Gobierno de hoy ha dado luz verde a 70 nuevas solicitudes para este
tipo de plataformas, lo que eleva a un total de 230 los establecimientos que van a
disponer de veladores en calzada.
La nueva Ordenanza fijará las condiciones de ubicación en función del emplazamiento, sean calles, calles peatonales o en calzada (Artículo 6). También introduce novedades en las condiciones de orden estético (Artículo 7), relacionadas
con el entorno artístico, monumental o arquitectónico en el que estén ubicadas. También regula el uso de publicidad en los elementos integrantes de las terrazas, definiendo el tamaño máximo de logotipos o nombres en todos ellos.

Los elementos más novedosos, y sobre los que se incluye definición y condiciones de
instalación y uso, son las plataformas para terrazas en calzada; las terrazas
protegidas y las terrazas integradas.
Las terrazas protegidas son aquellas en las que se dispongan medios que
permitan proteger a los usuarios de las condiciones atmosféricas, creando un ambiente de mayor confort, mediante elementos de delimitación perimetral, tales como mamparas, paravientos o similares, y de cubrimiento, como toldos; así como de climatización, como calefactores u otros. Igualmente, podrán disponerse elementos ornamentales, del tipo de jardineras, macetas y otros semejantes. Todos los elementos de estas terrazas serán móviles y fácilmente desplazables, sea sobre ruedas u otros modos, con sus correspondientes sistemas de frenado y seguridad.
Por su parte, las terrazas integradas serán aquellas en las que se instalen elementos que requieran algún tipo de anclaje al suelo, aun cuando se trate de instalaciones desmontables tales como pérgolas, marquesinas o similares. Precisarán a lo sumo obras puntuales de cimentación que en todo caso no sobresaldrán del terreno. Se
constituirán por elementos prefabricados, sin elaboración de materiales en obra ni empleo de soldaduras.
Tanto sobre terrazas protegidas como sobre terrazas integradas, la Ordenanza
establece una serie de criterios estéticos sobre su instalación, recogidos en sendos anexos.
La Ordenanza confirma también lo ya anunciado en materia de calefactores, que
deberán ser eléctricos o de pellets y deberán cumplir con todas las normas de uso
marcadas en su homologación.
En el texto aprobado hoy se insiste, finalmente, en el cumplimiento estricto de las
indicaciones sobre limpieza, gestión de residuos o emisiones de ruido. Se establece
un régimen sancionador con diferentes niveles de gravedad.
Además de ser sometido a la preceptiva Consulta Pública, el texto hoy aprobado será
objeto de distintos informes técnicos municipales. Posteriormente se elaborará el
proyecto de Ordenanza, que deberá también ser aprobado por el gobierno antes de
exponerse a Información Pública durante un mes. Pasado ese plazo, y recibidos los votos particulares de los grupos municipales, la Ordenanza pasará por la Comisión de Servicios Públicos para su posterior aprobación en el Pleno Municipal.

Asimismo, en la reunión de Gobierno de esta mañana se ha dado luz verde a varios
proyectos de mejora y ampliación de instalaciones deportivas. Por un lado, se ha
dado el visto bueno al proyecto de reforma de los vasos de la piscina del CDM Aguas
Claras del barrio de Casetas, cuyas obras se estiman que se alarguen 9 meses y tengan un coste cercano a los 950.000 euros, si bien la ejecución se emprenderá una
vez acabe la temporada de verano para así no dejar al barrio zaragozano sin piscinas
durante la época estival.
Las piscinas de Casetas, originalmente, están formadas por un único vaso, de gran tamaño y en forma de ele, que es desproporcionado, poco útil y cuyo mantenimiento es deficiente. En la actualidad existe una subdivisión del vaso principal en dos piscinas, que no resulta práctico, por lo que la obra propuesta trata de reconvertir esa instalación para que resulten tres vasos diferenciados. El objetivo es crear una piscina de chapoteo, de forma circular, infantil, con una lámina de agua de 113 metros cuadrados; otro vaso de enseñanza, de tamaño mediano, con una superficie de lámina de agua de 206,74 metros cuadrados; y una última piscina polivalente, de tamaño grande, de 502,95 metros cuadrados de superficie.
Inicialmente, se redactó un estudio previo, en noviembre de 2017, para analizar la situación de la instalación y proponer reformas, y en el que en su avance de presupuesto se valoraba la demolición de los vasos existentes y la construcción de tres vasos con un coste cercano a los 500.000 euros.
Desde el Servicio de Conservación de Arquitectura, en colaboración con el Servicio de
Instalaciones Deportivas, se realizaron las reuniones de trabajo y seguimiento del correspondiente proyecto. Dadas las características geológicas de la zona (respeto a la peligrosidad potencial por subsidencia de origen kárstico, medio-alto) y teniendo en cuenta el tipo de obra proyectada, el proyecto redactado toma una serie de medidas con carácter preventivo que sirvan de control contra una posible pérdida de agua.
La idea es proyectar la excavación, saneado y cimentación de fondos de los vasos de piscina; y crear una galería registrable subterráneas para el paso, mantenimiento y control de instalaciones, modificándose toda la instalación hidráulica de las piscinas. La estimación económica inicial de la fase de Estudio Previo ha variado sustancialmente respecto de la fase de Redacción de Proyecto debido en gran parte al tipo de terreno existente en la parcela. Además, las actuaciones y soluciones necesarias (detalles constructivos, cimentaciones, estructurales, ensayos de materiales, instalaciones, equipamiento, etc) para su correcta ejecución, así como la medición real de las partidas a ejecutar con unos precios de mercado actualizados, han concretado el presupuesto definitivo del Proyecto, el cual también ha sido objeto de variación y mejora con respecto a la previsión inicial.

Por otro lado, el Gobierno de Zaragoza también ha aprobado el proyecto de obras de
ampliación de los vestuarios del campo de fútbol de Ranillas y realización de un
campo de fútbol 7 de césped artificial, cubriendo así el programa de necesidades
suscrito por la Asociación Deportiva de Ranillas. A la superficie cerrada edificada hay que sumar la superficie abierta del nuevo campo de fútbol que es 1.826,67 m2. Para todo este proyecto se estima una inversión de 1.583.091,33 euros (I.V.A. incluido) y un plazo de ejecución de 10 meses.
Actualmente, el Campo Municipal de Fútbol Ranillas posee en su instalación un campo de fútbol 11 de césped artificial y su edificación desarrollada en planta baja (261 m2
construidos) situada al sur en la zona de acceso, que contiene cuatro vestuarios de equipos, un vestuario de árbitro, almacén, oficina, aseos públicos y zona de bar. Su estado es correcto, aunque insuficiente para el número de equipos que utilizan el equipamiento deportivo. El inmueble carece de aseos adaptados para personas con discapacidad.
El proyecto unificará la nueva instalación con el edificio existente reorganizando el programa y atendiendo a las necesidades requeridas. Entre las actuaciones estará
la agrupación de todos los vestuarios de equipos (tanto nuevos como existentes), árbitros y botiquín en un mismo entorno con una zona de distribución central protegida por una pérgola que unificará las edificaciones. También se hará una ubicación de zonas más públicas y representativas (bar, porche de bar y aula) en la zona frontal hacia el campo de fútbol 11 existente. En este aspecto, se hará un tratamiento de esta fachada con la disposición de grandes aberturas para los usos públicos y el revestimiento metálico que albergará las carpinterías correderas para poder conectar los espacios con las zonas de porche y exterior. También habrá una zona de oficinas con dos despachos diferenciados y conexión interior con la zona de aula; se reorganizarán y optimizarán los sistemas de instalaciones para climatización; y configurará nueva zona de almacenamiento.

Publicidadspot_img

TITULARES DEL DÍA