Recomendaciones ante la nueva facturación de la luz

Con el fin de poder comparar cómo nos van a afectar las novedades en las tarifas de la luz con respecto a facturaciones anteriores, UCARAGÓN realiza una serie de recomendaciones:

  • No romperse la cabeza con cambios de rutinas domésticas para ahorrar en la factura. Mantener los hábitos de consumo de luz con el fin de poder comparar las próximas facturas con las anteriores. Probablemente, el ahorro no compensará el esfuerzo.
  • Esperar a ver cómo evoluciona el precio del KW en los próximos meses.
  • Valorar si merece la pena contratar la potencia valle en periodo nocturno, teniendo en cuenta que el periodo valle de potencia también se aplica en sábados, domingos y festivos. Por ello, conviene estudiar cuál es la potencia que se necesita en fines de semana y festivos.
  • No atender a los cantos de sirena del mercado libre, que nunca mejora a medio plazo el precio del mercado regulado (tarifa PVPC).
  • Guardar las facturas si se reciben en soporte papel, o descargarlas si se reciben en soporte digital, con el fin de poder comparar y valorar su consumo doméstico.
  • Valorar sustituir electrodomésticos poco eficientes por electrodomésticos con clasificación energética A (la más eficiente).

¿Cuáles son las novedades en la facturación de la luz?

  • La  tarifa de acceso pasa a estar dividida entre peajes y cargos.
  • Los peajes son precios regulados destinados a recuperar los costes de las redes de transporte y distribución de electricidad, y son determinados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
  • Los cargos son los precios regulados destinados a cubrir el resto de costes regulados, tales como la financiación de las renovables, el sobrecoste de producción de energía en los territorios no peninsulares o las anualidades del déficit, y son determinados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
  • Hasta el 31 de mayo, los peajes tenían un único precio para la energía consumida, independientemente de la hora del día, salvo que tuviera contratado un peaje con discriminación horaria. Y en la potencia contrada, los peajes tenían el mismo precio durante todas las horas del día.
  • Desde el 1 de junio, los peajes y cargos regulados tienen 3 franjas horarias para el consumo de energía y 2 franjas horarias con diferente precio para la potencia.

Es decir, que el precio de los peajes se abarata en el término de la potencia contratada (término fijo) y se encarece en el término de energía (término variable en función del consumo y de la franja horaria).