20.7 C
Zaragoza
domingo, junio 20, 2021
escucha onlinespot_img
InicioCiencia y Medio AmbienteUn estudio demuestra que Los visones silvestres aragoneses no muestran presencia de...

Un estudio demuestra que Los visones silvestres aragoneses no muestran presencia de covid

En 2020 se detectó la presencia del COVID-19 en granjas peleteras de visón americano en varios países europeos y en Norteamérica. La primera evidencia de la transmisión del coronavirus del ser humano al visón y del visón al ser humano tuvo lugar en los Países Bajos. Y, en Dinamarca, el análisis posterior de muestras de seres humanos infectados con SARS‐CoV‐2 y relacionados con el visón americano reveló que el virus había acumulado mutaciones con consecuencias potencialmente adversas para la salud humana.

España notificó por primera vez infecciones por SARS-CoV-2 en mayo de 2020, en una granja de visón americano en la provincia de Teruel. Posteriormente, sucedió lo mismo en otras granjas de Castilla y León y Galicia. Sin embargo, a día de hoy se desconoce todavía si los visones representan realmente un reservorio para este virus, ya que no hay evidencia de datos sobre la infección en la naturaleza en Europa y los únicos ejemplares salvajes confirmados positivos procedían de escapes de granjas.

Desde el 2002, el Gobierno de Aragón, a través de su Servicio de Biodiversidad, y en colaboración con otras Comunidades Autónomas, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfica y Tragsatec; está llevando a cabo un programa de control de las poblaciones asilvestradas del visón americano. El objetivo es proteger al visón europeo y otras especies amenazadas, para cuya conservación esta especie exótica invasora figura como uno de los principales factores de riesgo.

En 2020, dentro de este programa de conservación, el Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Aragón ha intensificado la recogida habitual del número de muestras biológicas a los ejemplares capturados -tanto de visón americano como de europeo-, con el fin de poder detectar la posible presencia del virus SARS-CoV-2 en las poblaciones silvestres. Para ello se ha procedido a su análisis, dirigido a la detección del virus o de anticuerpos frente a este.

En el Laboratorio de Inmunopatología Clínica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza (IA2) se han analizado un total de 42 muestras de sueros para detectar anticuerpos anti-SARS-CoV-2. Todas las muestras analizadas han resultado negativas, no detectándose la presencia de anticuerpos específicos frente al virus.

Las muestras analizadas han sido de animales salvajes recogidos durante 2020 y 2021 en distintos territorios administrativos incluyendo: 13 muestras de visón europeo y un visón americano en Álava; 15 visones europeos en La Rioja; cuatro visones europeos en Navarra; y tres visones europeos y siete americanos en Aragón.

De forma paralela, se han analizado 26 muestras de suero procedentes de visones europeos del Programa Nacional de Cría en Cautividad, en concreto del centro de cría de la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB) perteneciente al Programa Nacional de Cría. En este caso también se han obtenido resultados negativos por serología.

Por su parte, el Centro de Rickettsiosis y Enfermedades Transmitidas por Artrópodos Vectores (CRETAV), adscrito al departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario San Pedro-CIBIR (Centro de Investigación Biomédica de La Rioja), ha estudiado la presencia del virus en 19 visones (hisopos orofaríngeos y rectales) con técnicas de biología molecular. Concretamente, se han analizado muestras de 10 visones europeos del Programa Nacional de Cría en Cautividad y 4 ejemplares silvestres, además de 5 visones americanos silvestres, recogidas en La Rioja en 2020 y 2021. En todos los casos, los resultados han sido negativos.

Los resultados revelan que la probabilidad de que el virus esté circulando en los visones silvestres es prácticamente inexistente

Con los resultados obtenidos se puede considerar que la probabilidad de que el virus esté circulando en los visones silvestres es muy baja y, con ello, también es muy poco probable el riesgo de transmisión del virus a personas por esta vía, ya que el contacto entre visones y humanos en el medio natural es, en la práctica, inexistente.

Pese a los tranquilizadores resultados negativos de las muestras analizadas hasta ahora, desde el Servidio de Biodiversidad del Gobierno de Aragón aseguran que se debe seguir manteniendo la vigilancia de la presencia del virus en el medio natural. Para ello es necesario seguir analizando ejemplares de visones y otros animales silvestres con el objetivo de evaluar su implicación en la dispersión del virus SARS-CoV-2.

La situación es distinta en las granjas peleteras, donde la elevada concentración de animales, y el estrecho contacto que existe entre humanos y visones hace que el riesgo sea mayor.

Publicidadspot_img

TITULARES DEL DÍA