10 C
Zaragoza
miércoles, febrero 8, 2023
escucha onlinespot_img

Tumbos, guindas y una difícil papeleta para Torrecilla

Más noticias

Así ha sido el mercado de verano del Real Zaragoza

El Real Zaragoza ha cerrado su particular mercado de fichajes veraniego con 8 incorporaciones encaminadas a elevar el nivel de la base conservada del pasado curso: Fran Gámez, Borja Sainz, Petrovic, Lluis López, Álvaro Giménez, César Yanis, Nano Mesa y Valentín Vada.

La mayoría de los fichajes cuentan con un denominador común: conocen el idioma y la categoría, por lo que su proceso de adaptación total al equipo será presumiblemente más rápido. El mercado nacional -y en especial Andalucía- ha sido el principal coto de caza para Miguel Torrecilla.

El 15 de julio y tras unas semanas de bloqueo, Fran Gámez fue el primero en hacer las maletas desde Mallorca para cubrir la baja de larga duración de Vigaray. Solvente en los duelos defensivos, el lateral se ha hecho con el rol de indiscutible desde su llegada, siendo también una de las principales bazas ofensivas del equipo de JIM.

20 días después, Torrecilla apostó por desestancar la carrera de Borja Sainz, que llegaba cedido por el Alavés con un perfil bastante claro: jugador de banda veloz, vertical y desequilibrante en el 1 vs 1. Condiciones tiene, habrá que ver si es capaz de mostrarlas y ser así el primer extremo productivo en un lustro de medianías.

Ante la imperiosa necesidad de encontrar un pivote con mayor recorrido y movilidad que Eguaras, llegó Radosav Petrovic. No, no es broma. Tras la marcha de una primera opción como Doukouré al Leganés, Torrecilla tuvo que acelerar gestiones y acabó firmando a la antítesis de lo que había pretendido de inicio.

Con un sueldo cercano al medio millón de euros, el serbio reconoció honestamente en su presentación que todavía no está para competir. Habrá que esperar para ver el nivel actual de un futbolista de notoria trayectoria y con una calidad indudable, pero exageradamente lento. Viva el rendimiento inmediato.

Radosav Petrovic, nuevo jugador del Real Zaragoza procedente del Almería

El cuarto en discordia fue Álvaro Giménez, ariete cedido por el Cádiz. Avalado por haber sido pichichi en la 18/19 con el Almería (20 goles), el ilicitano se convirtió en la primera incorporación de la dirección deportiva para la zona que más urgía reforzar: la delantera. A fecha de 15 de agosto. Con continuidad y confianza, puede aportar una referencia más clara, así como ese oportunismo del cual carece el equipo en área contraria.

Con la temporada ya inaugurada, Torrecilla anduvo avispado para hacerse en propiedad con Lluís López tras la espantada de Peybernes. El central catalán, de refinada salida de balón y reconocida solvencia en la categoría, se comprometía con el Real Zaragoza por dos campañas más otra opcional. Oportunidad de mercado bien aprovechada por el director deportivo.

Un día después, el 19 de agosto, JIM anunciaba ilusionado en rueda de prensa la inminente llegada de «las guindas» para su proyecto. Nombres como los de Enric Gallego, Cristo González o Hugo Duro se presentaban como opciones ilusionantes -a la par de utópicas- para dar un salto de calidad a la ofensiva blanquilla. Al final, el golpe de realidad fue Nano Mesa, cedido a falta de 3 días para el cierre del mercado. Delantero móvil, corredor al espacio y divorciado con el gol desde la temporada 2015/2016 (promedia 2 tantos por curso desde entonces).

La exótica apuesta por el extremo César Yanis y un jugador útil sin alardes como Valentin Vada han sido las dos guindas restantes en el día del cierre del mercado. El caso del argentino, sorprende por su complejo encaje en un Zaragoza sin enganches que necesitaba piernas y llegada desde el centro del campo, y ha firmado un mediapunta -otro más- con calidad, pero sin recorrido ni gol.

En el capítulo de salidas, Torrecilla ha cumplido con las cesiones de Larra o Vuckic, empaquetados al Amorebieta y al Rijeka croata respectivamente. El hecho de haber resistido a la tentación de traspasar a Narváez o los canteranos quizá también pueda ser un tanto a favor del salmantino.

El tiempo dirá si el mercado de fichajes ha sido acorde a las necesidades del Real Zaragoza. Si se acaba con la sequía goleadora, principal problema que debía solventar Torrecilla en verano. Si el equipo, en definitiva, acaba siendo «super competitivo» como anticipaba JIM hace unas semanas. Las notas, como pronto, en enero, aunque siempre está bien valorar las cosas inicialmente. Y es que a toro pasado…

spot_img

Más noticias