25.8 C
Zaragoza
lunes, agosto 8, 2022
escucha onlinespot_img

Una exposición itinerante revisa cien años del Camino de Santiago a través de ilustraciones

Más noticias

La Plaza Biscós de Jaca acoge durante todo el mes de febrero la exposición ‘Carteles para un Camino, 100 años’, una muestra itinerante que ha sido inaugurada esta mañana por el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea; el subdirector general de Cooperación Cultural con las Comunidades Autónomas del Ministerio de Cultura y Deporte, Benito Burgos; y el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón; y que, con motivo del Xacobeo 2021-22, repasa, a través del dibujo sobre cartel y otros soportes, la iconografía y la representación religiosa, artística, literaria e ideológica del Camino de Santiago, como protagonista de la historia de España y de Europa.

Se trata de una iniciativa coordinada por el Ministerio de Cultura y Deporte que cuenta con la colaboración de diez comunidades autónomas y los ayuntamientos de las diez localidades que serán sedes de la exposición.

En Aragón, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Jaca.La exposición recorre diez comunidades autónomas y se puede ver en distintas localidades por las que discurre alguno de los ramales del Camino de Santiago. Hasta ahora ha podido ser visitada en Pontevedra (octubre 2021), Tineo (noviembre 2021), Laredo (diciembre 2021) y Sangüesa (enero 2022). Después de Jaca la muestra visitará León (marzo 2022), Mérida (abril 2022), Sevilla (mayo 2022), Cuenca (junio 2022) y Nájera (julio 2022). La exposición, cuyo comisario es José Tono Martínez, muestra reproducciones de piezas de la Biblioteca Nacional, del Centro de Documentación Turística de España (Turespaña-Ministerio de Industria, Comercio y Turismo), del Museo do Pobo Galego, del Museo do Pontevedra y de colecciones particulares como la Colección Lalanda. 

Se trata de una selección de materiales que incluye carteles, folletos, programas de fiestas, credenciales y otros recuerdos de autores como Castelao, Carlos Sobrino, Eduardo Santonja, Juan Luis, Hidalgo de Caviedes, José Morell, José Caballero, José García-Ochoa, Francesc Catalá-Roca, Ángel y Álvaro Bellido, Luis Carballo, hasta llegar a Ana Juan, Javier Mariscal y Ouka Leele. El Camino es testimonio de un archivo vivo, preservador de mitos y símbolos que han acompañado a miles de peregrinos y caminantes a lo largo de los tiempos.

La iconografía jacobea refleja los diferentes estilos artísticos que afectan a las artes en general, el modernismo y del simbolismo de principios del XX, las vanguardias de los 20 y 30, hasta llegar a la irrupción del cartel de diseño y fotográfico en los 50, y al eclecticismo posmoderno de nuestro tiempo, como se observa en la serie Historietas Jacobeas. Pero esa representación es también ideológica: avanzado el siglo XX el Santiago Guerrero y Batallador se hace peregrino penitencial para llegar hoy al ecléctico caminante internacional, juvenil, familiar, abierto a todas sensibilidades. El Camino y el turismo, de la mano Artistas y diseñadores de carteles actúan con libertad y dentro de su propio estilo, pero la realidad es que desde muy pronto priman los intereses políticos y sociales del momento, siguiendo el patrón de encargo de un cliente que casi siempre suele ser institucional. La recuperación de Camino de Santiago en la década de los años 20 está unida a la intención de incentivar el turismo internacional hacia España. Las campañas del Patronato Nacional de Turismo (1928-1939), promueven lemas como “Visite España” o “España es diferente”, siguiendo las realizadas por la Compañía Española de Turismo (CET), la Wagon Lits, y la Comisaría Regia del Turismo, organismo público español, activo entre 1911 y 1928, que comenzó a divulgar el lema “Sunny Spain”, y las llamadas Sociedades y Sindicatos de Atracción de Forasteros que se crean en diversas ciudades. Los carteles del Patronato (P.N.T.) se editaban en cuatro idiomas y en tiradas variables de hasta 8.000 ejemplares, y por decreto oficial de la Gaceta de Madrid, antecedente del B.O.E., se obligaba a las estaciones de ferrocarril a colocar dichos carteles en lugares destacados de las salas de espera. Aquí se presentan algunas obras de Eduardo Santonja Rosales, vinculado al Art Deco, Hipólito Hidalgo de Caviedes (Madrid, 1902-1994), tertuliano del Café Pombo. De la Guerra Civil y posguerra se presentan, entre otras piezas, dos formidables carteles de José Caballero, de 1937, y de José Morell Macías, cartelista futurista que exhibe un Santiago para los años santos 1943, 1948 y 1954. En los años 40, se disuelve el Patronato Nacional de Turismo y se crea la Dirección General de Turismo y es importante destacar que hasta prácticamente los años 90, son los departamentos de Turismo, y no de Cultura, los encargados de promocionar los años santos compostelanos, cuyas comisarías oficiales y directivas caen bajo la autoridad de la Dirección General de Turismo o de Propaganda del Ministerio de Información y Turismo. De esta adscripción administrativa ya se deduce una cierta intencionalidad. Desde finales de la década de los años 50 hasta principios de la década de los años 80, la fotografía y el diseño irrumpen con fuerza, y la tipografía se hace más moderna y neutra, a veces publicitaria. Durante este periodo, el diseñador José García-Ochoa diseña y colabora en numerosas campañas organizadas por Turismo, incluyendo algunas referidas a los años jacobeos, y así en ocasiones diseña el propio cartel o comisiona para que fotógrafos y diseñadores entren en una escena. Se incluye en la exposición su impresionante Tirador en bronce esculpido con la figura del Apóstol Santiago, de 1971, año en el que firmó varios carteles, y también se exponen carteles de los años 80. En esta línea fotográfica, tenemos una obra de 1965 del fotógrafo Francesc Catalá-Roca, Premio Nacional de Artes Plásticas y Cruz de Sant Jordi 1992. Vuelve a España en Paz El cartel jacobeo con intencionalidad política para camuflar la política represiva del Régimen se recoge en el ejemplo del Año Santo de 1971, que lleva un lema elocuente: “Vuelve a España en Paz”, que recuerda el impresionante cartel tipográfico de Julián Santamaría, realizado en 1964, tras haber ganado un concurso nacional, con motivo de los XXV años de Paz y que patrocinaba la idea de “España en Paz”, en cuatro idiomas. Avanzados los años ochenta, la transición cultural, la Movida, el eclecticismo posmoderno y la profesionalización de la cultura entendida como gestión traen profundos cambios. El Camino de Santiago se convierte en una formidable industria cultural que contribuye a crear y a dar sentido y trabajo a numerosos pueblos del interior de lo que ahora llamamos la España vaciada, tal y como sucedió durante la repoblación de las altas tierras de Navarra, Castilla y León durante Edad Media. La estética posmoderna permite un tipo de cartel que aúna el diseño y el arte con influencias del discurso gráfico procedente del cómic, de la arquitectura y del cine. Entre otros, se muestran ejemplos de carteles arquitectónicos de Ángel y Álvaro Bellido, del publicista Luis Carballo Taboada, creador del eslogan «La arruga es bella» para Adolfo Domínguez, que diseña la mascota del Pelegrín, para el Año Santo de 1993, o de tres artistas emblemáticos que emergen en los ochenta y que nos exponen hoy su obra más reciente de inspiración jacobea: Ana Juan, Javier Mariscal y Ouka Leele. El Camino en nuestro tiempo: Historietas Jacobeas La última sección de esta exposición, Historietas Jacobeas, creada con motivo del Xacobeo 2021-22, se presenta de la mano de la serie de 15 dibujantes y artistas, procedentes casi todos de comunidades autónomas que forman parte del Consejo Jacobeo y que tratan de acercar el Camino a nuestro tiempo: Juan Berrio (Valladolid, 1964), Calpurnio (Zaragoza, 1959), José Domingo (Zaragoza, 1982), Ana Galvañ (Murcia, 1980), Miguel Gallardo (Lleida, 1955), Elena Ibáñez (Cantabria, 1996),  iRati F.G (Navarra, 1983), Pere Joan, comisario adjunto del proyecto, (Palma de Mallorca, 1956), Raquel Lagartos /Julio César Iglesias (Oviedo, 1982, ambos dos), Miguelanxo Prado (A Coruña, 1958), Antonia Santolaya (La Rioja, 1966), Pepa Prieto Puy (Santiago de Compostela, 1989), Sonia Pulido (Barcelona, 1973), y Mikel Valverde (Álava, 1966), todos comprometidos con la idea de avivar esta ruta de encuentros que es el Camino de Santiago.

spot_img
spot_img

En portada

Teruel Existe alerta de la invasión de 19 proyectos eólicos en la Sierra de Albarracín y el Jiloca y prepara alegaciones

El movimiento ciudadano Teruel Existe alerta a la sociedad turolense sobre el anuncio de “un nuevo megaproyecto” de energías...
spot_img

Más artículos como este

spot_img