6.5 C
Zaragoza
jueves, diciembre 1, 2022
escucha onlinespot_img

El número total de agresiones comunicadas por los 52 colegios de médicos de España en 2021 asciende a 612

Más noticias

Coincidiendo con el Día europeo contra las agresiones a médicos y profesionales sanitarios que se celebra el 12 de marzo, el Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ) ha mostrado en rueda de prensa su rechazo ante esta problemática y ha reclamado medidas para acabar con ella.
En ella, el presidente del COMZ, Javier García Tirado, la secretaria del COMZ y médico de Atención Primara, Belén Lomba, y el asesor jurídico del COMZ, Carlos Lapeña, han explicado que la situación derivada de la pandemia y la insuficiente capacidad de atención a las necesidades sanitarias de la población ha aumentado el sentimiento de frustración de médicos y pacientes. El resultado: un deterioro «preocupante» de la relación entre facultativos y ciudadanos que, en algunos casos, da lugar a que se produzcan este tipo de incidentes. 


Las denuncias por agresiones a sanitarios aumentaron un 14% en 2021 con respecto al año anterior, según los últimos datos proporcionados por la Policía Nacional. Y según los datos de Observatorio nacional de Agresiones a Médicos/a de la Organización Médica Colegial (OMC), el número total de agresiones comunicadas a los 52 colegios de médicos en el año 2021 asciende a 612, resultando un incremento significativo de 171 agresiones más respecto al año 2020 con un aumento del 38,8%. En el año 2021 , seis de cada diez agresiones fueron a mujeres, con un incremento de 124 agresiones, que suponen un aumento del 39%.
Por su parte, el Colegio de Médicos de Zaragoza, a través de su teléfono habilitado para comunicar agresiones, atendió en 2018 un total de 16 llamadas, aunque solo 5 prosperaron formalmente. Lo mismo ocurrió en 2019, cuando se recibieron 26 llamadas, pero solo 17 fueron registradas como tal; en 2020 se realizaron 22 llamadas, pero solo 12 se contabilizaron; y en 2021, pese a recibir 16 llamadas solo se formalizaron 4. «Muchas de las agresiones no se concretan como denuncias. En algunos casos no se denuncia por el temor a las represalias, por escepticismo o por el proceso burocrático por el que hay que pasar, que se suma al proceso, ya de por sí traumático, de la propia agresión», han apuntado desde el COMZ. 


Según los datos registrados en el Colegio de Médicos de Zaragoza, desde 2010 un total de 80 médicos -24 hombres y 56 mujeres- han sido agredidos en la provincia de Zaragoza, siendo los centros de salud los espacios en los que más se dan estos episodios. Las especialidades más afectadas son aquellas en las que la interacción entre paciente y médico se produce en unas condiciones más desfavorables, generalmente a nivel de atención primaria y también en el ámbito de urgencias. Las agresiones más frecuentes (57’35%) son las de tipo verbal y en un 32,35% de los episodios violentos fue requerida la intervención de la Policía o la Guardia Civil.


La importancia de dejar constanciaPara contribuir a frenar esta problemática, el COMZ insiste en que es fundamental que los sanitarios hagan constar cualquier agresión al menos a nivel colegial, aunque finalmente no interpongan otro tipo de denuncias. «Lo importante es dejar constancia en su corporación profesional. Eso permite al Colegio disponer de datos que reflejen la auténtica magnitud del problema», han insistido durante la rueda de prensa. Además, recuerdan que el COMZ está para brindar el apoyo y la ayuda necesaria a las personas afectadas por un episodio tan angustioso, procurando facilitarles todo lo posible los trámites que deban realizar.


Asimismo, la institución colegial se dirige a la sociedad para recalcar que el papel de los sanitarios no es otro que procurar lo mejor para los pacientes. En este sentido, abogan por regenerar la confianza mutua y recuperar la autoridad de la figura del médico, un profesional «altamente cualificado que transmite implicación con los pacientes y la organización para quienes trabaja, así como credibilidad en sus planteamientos y acciones».


La administración: parte del problema y de la soluciónPara eliminar las agresiones de cualquier tipo en el ámbito sanitario, el COMZ aboga por la prevención. Así, se considera que la mejora de las condiciones en las que se presta la atención sanitaria reforzaría de manera sustancial la relación entre médicos y pacientes. Y es que, los profesionales también se consideran «agredidos» por el trato recibido por parte de la administración en cuanto a tipología de contratos, saturación de agendas, cargas burocráticas o falta de recursos humanos, entre otras cuestiones. «También es clamoroso el desprecio hacia los profesionales candidatos a plazas de formación sanitaria especializada (MIR) por parte del Ministerio al negarles injustificada y sistemáticamente la elección presencial por segundo año consecutivo».
Una vez que la agresión ya se ha perpetrado, el COMZ es firme partidario de desarrollar una legislación específica que aborde las agresiones en el ámbito sanitario. En este punto, destacan como medida de gran ayuda la figura del interlocutor policial o los sistemas de seguridad como el botón antipánico o la aplicación Alertcops. No obstante, más allá de las medidas coercitivas, el COMZ sugiere más educación en el uso de los recursos del sistema sanitario por parte de la ciudadanía, mediante campañas de sensibilización que dejen claras las prestaciones y limitaciones del sistema.

spot_img
spot_img

En portada

Aragón impulsa la igualdad de trato y de oportunidades a los afectados por VIH/SIDA

La comunidad ya aprobó la eliminación de la infección como causa médica de exclusión en el acceso al empleo...
spot_img

Más artículos como este

spot_img