18.5 C
Zaragoza
jueves, agosto 18, 2022
escucha onlinespot_img
InicioDeportesFútbol(1-0) Y, por fin, llegó el premio

(1-0) Y, por fin, llegó el premio

La Sociedad Deportiva Huesca encontró al fin el premio al esfuerzo de tantas jornadas, tantos buenos partidos y tantas sensaciones positivas. La victoria llegó en El Alcoraz en la 13ª jornada de LaLiga Santander, tras un muy buen encuentro ante el Deportivo Alavés que se saldó con un golazo de Javier Ontiveros en la segunda mitad (1-0). Los azulgranas controlaron con acierto un encuentro sin apenas ocasiones en contra, pero que terminó con sufrimiento por el peso de las jornadas sin lograr ese necesario triunfo. Los oscenses se quitan un gran peso de encima y miran con optimismo una nueva semana de Copa del Rey y LaLiga. 

El Huesca salió como se esperaba, dominador del juego, la pelota y las oportunidades. Pronto empezó a acosar la portería de Pacheco. En el minuto 7, Mikel Rico cabeceó un centro de Galán y se le fue por muy poco. Rondando el minuto 20, Ferreiro puso un córner cerradísimo, con mucho peligro, tras el que a punto estuvo Pulido de rematar en el segundo palo. Ontiveros, un puñal en banda, llevó también inquietud a la portería rival desde el costado izquierdo, con continuas diagonales y disparos desde la frontal. Antes del descanso, Okazaki marcó lo que pudo ser el primer gol de la noche, pero fue anulado por una falta previa. 

No aflojaron los altoaragoneses tras la reanudación y el ariete japonés sufrió otra anulación de un gol, esta vez por fuera de juego antes de batir a Pacheco. Tras varios acercamientos, al fin Ontiveros pudo abrir la lata con un auténtico golazo. Protagonizó una gran jugada individual, aprovechó el arrastre de los defensas de Javi Galán y, al recortar hacia dentro, se sacó un derechazo con rosca al palo largo de Pacheco, que no pudo hacer nada. Los oscenses buscaron ampliar su renta, aprovechando los espacios que el Alavés comenzaba a dejar atrás. A cinco minutos del final, Ferreiro la tuvo. Su disparo, potente, pero con poco ángulo por estar muy escorado, lo desvió Pacheco. El Huesca tuvo que pelear hasta los últimos instantes, agónicos, por esos primeros y merecidos tres puntos de la temporada.

Artículo anterior(4-1) Triunfo vital
Artículo siguienteMíchel, encantado
Publicidadspot_img

TITULARES DEL DÍA